Os dejo con un vídeo de lo que para mí ha sido una de las carreras más bonitas, y que más he disfrutado.

Con Desafio ULTRA El Cainejo, cerrabamos está aventura de realizar el Alpinultras.

Ha sido un año de mucho esfuerzo y muchas emociones, sufrimientos, alegrías….

Empezamos está aventura cuatro amigos y aunque sólo uno pudo ser alpino, allí estuvimos para disfrutar y darle el reconocimiento que se merece.

Sólo me queda dar las gracias a toda la gente que nos apoya en nuestras locuras y decir que me siento contento y orgulloso de poder compartir todo esto con los que confían en mí para su preparación. (No todos los entrenadores, lo pueden hacer y decir).