Sacando el lado positivo.
Hace un tiempo decidí cogerme la montaña como algo distinto, desde la esencia…
Después de estar años entrenando tiempos,velocidades,haciendo carreras intentando bajar tiempos, etc… me di cuenta que la montaña es algo más, y por eso es tan diferente.
Este último año sobretodo, empecé a pasar más horas en la montaña, sin un entrene específico, sólo preparando el cuerpo y la mente para intentar aguantar distancias más largas que me hicieran disfrutar de experiencias mucho más tiempo y desconectar de todo lo que arrastramos cada día.
Ahora que nos ha tocado parar a todos, empiezo a creer que mucha gente cuando vuelva a la montaña, volverá con otra actitud, intentando disfrutar de la esencia, y eso creo que es MUY POSITIVO tanto para la persona, como para nuestras queridas MONTAÑAS.
» El mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subirla».