La montaña la mejor medicina!!!.

Después de una larga parada,volvemos a conectar cuerpo y mente.

Nos ponemos el traje de guerra y empezamos a trabajar de nuevo, con paciencia y dejando que el cuerpo vuelva adaptarse.